Noticias

11.abr.2015 / 05:23 pm / Haga un comentario

(Caracas, 11 de abril. Nota de prensa) – Durante sus intervenciones en la VII Cumbre de las Américas, realizada en el Centro de Convenciones Atlapa, en la ciudad de Panamá, países de la región latinoamericana y caribeña exigieron al Gobierno de Estados Unidos respetar la soberanía de los pueblos. Igualmente condenaron la orden ejecutiva emitida por el presidente estadounidense, Barack Obama, en la que declara a Venezuela como una “amenaza” para su seguridad nacional y política exterior.

 

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante su intervención en la VII Cumbre, se pronunció por las continuas pretensiones injerencitas y colonialistas por parte del gobierno de Estados Unidos hacia las naciones del mundo. “La respuesta que ha dado la región ha sido contundente rechazando la orden ejecutiva y pidiendo su retiro. Nuestros pueblos nunca más aceptarán la tutela, la injerencia ni la intervención, porque su memoria está lacerada por la violencia y abusos del pasado. Panamá es un buen ejemplo de aquello con la invasión de diciembre de 1989 que provocó miles de muertes para sacar al sangriento dictador que los mismos invasores (Estados Unidos) habían apoyado”, apuntó.

 

Por su parte, el Primer Mandatario de Cuba, Raúl Castro, ratificó que la isla caribeña mantendrá su compromiso de seguir trabajando en defensa de las luchas latinoamericanas por la independencia, la autodeterminación y la soberanía. Manifestó que “Venezuela está pasando por el mismo camino por el que pasó Cuba y están sufriendo las mismas agresiones que sufrimos nosotros, o una parte de ella”. Aseguró que el hostigamiento a los pueblos trae más revolución, y la historia así lo demuestra.

 

La presidenta Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, pidió a los representantes de los países reunidos en la VII Cumbre de las Américas “sinceridad” para discutir los problemas de la región y criticó el discurso pronunciado poco antes por el presidente estadounidense, Barack Obama. “Cuando escuché la noticia de la firma de un decreto en donde se declara a la hermana República Bolivariana de Venezuela como una amenaza para la seguridad de Estados Unidos de Norteamérica, dije que debe haber un error (…), lo primero que hice fue reírme porque resulta absolutamente inverosímil, casi rayando en lo ridículo, no solamente que Venezuela sea una amenaza, sino cualquier país de nuestro continente pueda resultar una amenaza para la mayor potencia del mundo”.

 

El primer mandatario boliviano, Evo Morales, destacó que la República Bolivariana de Venezuela, junto a América Latina y el Caribe, no representa ninguna amenaza para Estados Unidos ni ninguna otra nación del mundo. “¿De qué democracia puede hablar cuando declara que Venezuela es una amenaza a su seguridad nacional? (…). Colega Obama, es hora de que no solo escuche la voz de nuestros pueblos y nuestros gobiernos, escuche a su pueblo, que debe estar cansado de tanta guerra. Es hora de que aprenda que debemos convivir en paz, en armonía y con respeto. Deje los discursos de doble moral para el pasado. Deje de usar el miedo, las políticas de hostigamiento de toda naturaleza, deje de comportarse como imperio”, destacó.

 

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, rechazó las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela. “Rechazamos las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela. Debemos acompañar a la Unasur, que trabaja para apoyar el diálogo político entre el gobierno y la oposición”.

 

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, durante su intervención en la VII Cumbre de las Américas, destacó el fortalecimiento de la unión entre los países de América Latina el cual ha permitido la creación y el desarrollo de mecanismos como el de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). “Gracias a Luiz Inácio Lula da Silva, a Néstor Kirchner,, Hugo Chávez y Tabaré Vásquez por primera vez en 500 años tenemos un bloque suramericano consolidado”, destacó.

 

Asímismo, el Primer Mandatario llamó a construir relaciones de respeto y cooperación que promuevan la felicidad y autodeterminación de los pueblos, así como una democracia verdadera.

 

Por otra parte, el Jefe de Estado exigió al gobierno de Estados Unidos cesar su política de injerencia y respetar los principios de justicia, de derecho internacional y de libre determinación de los pueblos, establecidos en la Carta de las Naciones Unidas.

 

Instó al presidente Obama a buscar los caminos políticos, diplomáticos y jurídicos para derogar el decreto ejecutivo en contra de Venezuela. Destacó que su voz representa a los 30 millones de venezolanos, y específicamente, a los 11 millones de patriotas que firmaron para exigir la derogatoria de este decreto.

Con información de AVN 11/04/2015

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.